miércoles, 13 de enero de 2010

Epitafio

Aunque deberían faltar 66 años para que lleguemos a ésto, no está mal aprovechar la escasa lucidez actual (si así estamos a los 34, no me quiero imaginar a los 100) para ir pensando en una frase para la posteridad. Igual, no es definitiva. Y, aclaro, no debe ser utilizada si algo me sucediera antes del 21/04/2075 (Dios no lo permita).




6 comentarios:

PABLO U dijo...

YO te quiero pedir, por este medio, que seas el autor oficial de mi necrológica. Claro que, deberías escribirla antes de mi muerte, así la leo. Espero tu respuesta.

Gracias.

Joel Kotlar dijo...

Pablo: mejor ocupate de Manu (supongo que le dirán Manu) en lugar de andar comentando blogs, o tu mujer te va a matar y no voy a hacer a tiempo de escribir nada antes de que eso suceda.
Abrazo.

AYE dijo...

Yo, que ya escribí un par de necrológicas, pienso lo mismo. Y sé muy irónico acerca de mi paso por SC, por favor. Gracias.

Besos!

Joel Kotlar dijo...

En cualquiera de los dos casos, me falta información. Voy a tener que revisar sus blogs desde el principio (mucho laburo) o pedirles que escriban sus autobiografías (mucho laburo, para uds.).
Yo apenas podría relatar una oscura etapa de sus vidas, hasta que encontraron la salida hacia la luz, como Víctor Sueiro.
Hmmm... Esto me da una idea. Tal vez podría ocuparme de sus vidas en SC (si es que se le puede llamar vida).

=Jota= dijo...

Yo también quiero que escribas mi necroloca

J

PD: te diste cuenta de que tu nombre está compuesto por mí y por vos? Joel, pronuncialísticamente, es Yo+él. Re loco

Joel Kotlar dijo...

Todos los nombres terminados en "el" invocan a Dios. Lo aprendí leyendo libros de nombres y sus significados. "Joel" significa "yo soy dios, y me voy a vengar de todos ustedes, manga de miserables". O algo así.